Equinox (Remake: Solstice)

Compañia:

Mikro-Gen

Año:

1986

Plataformas:

Spectrum, Amstrad y Commodore 64

Autores:

Raffaele Cecco (UK), Chris Hinsley (UK), Nicholas Jones (UK)


Carátula Original




Spectrum

Commodore 64

Amstrad CPC

El Remake

Hola a todos, mi nombre es Jesus Chicharro. Un buen día siendo un crío -hace ya un porrón de años-, no sé cómo llegó a mis manos un disco para mi Spectrum +3 con unos cuantos juegos, uno de ellos era un juego que me cautivó por su música y lo misterioso que me resultaba, era la ópera prima del grandioso desarrollador Raffaele Cecco: Equinox.

No tenía ni la más remota idea de lo que había que hacer en el juego, y aunque fuí capaz de avanzar algún nivel a base de prueba y error nunca progresé realmente, sin embargo, intuía que ese juego tenía mucha más profundidad de lo que aparentaba a primera vista.

Pasó mucho tiempo y en el año 2015 decidí reconstruir Equinox para las plataformas actuales. Venía de desarrollar en C un juego mucho más simple pero que me había llevado más tiempo del que yo quería, y no estaba dispuesto a meterme de nuevo en un proyecto largo, así que decidí usar un lenguaje que me permitiese ser más rápido. Mi elección fué Python con Pygame.

Python es un lenguaje fantástico y Pygame me daba un rendimiento aceptable para el tipo de juego que estaba haciendo. Al principio todo iba como la seda, me hice un parser para el formato TMX de Tiled, diseñé los niveles, un parser para las animaciones y muchas cosas más, pero llegó un punto en el que algunos problemas de arquitectura estuvieron a punto de hacerme tirar la toalla, no abandoné el remake pero en mi fuero interno sabía que nunca lo terminaría.

Durante el fatídico 2020, mi amigo Miguel Angel me habló de Unity. Bajé Unity y traté de usarlo pero no me gustó por varios motivos:

Primero: suelo trabajar en un equipo muy poco potente, en parte por tacaño y en parte porque así me aseguro de que los juegos que hago tienen un rendimiento aceptable incluso en las máquinas más modestas. Ni que decir tiene que Unity se arrastraba en mi ordenador.

Segundo: me resultó complicado configurar Mono para poder compilar con Unity.

Descarté Unity pero no la idea de los motores de juegos, leí por internet algo sobre Godot y decidí darle una oportunidad, no tuve que instalarlo porque solo requiere copiarlo y ya está, y me sorprendió su pequeño tamaño y fluidez... ¡Godot funcionaba perfectamente en mi equipo!

Empecé a mirar tutoriales por internet y a hacer pequeñas cosas. Guiado paso a paso por los tutoriales me salían las cosas pero en cuanto me quedaba solo no tenía ni dea de cómo hacer nada... mi mente estaba acostumbrada a pensar a mucho más bajo nivel de el que usan estas herramientas.

Deambulé de tutorial en tutorial tratando de aprender a usar Godot sin rumbo fijo hasta que me encontré con el curso de Godot de Heartbeast. Este curso me abrió los ojos y me moldeó la mente a la forma de pensar de Godot. Cuando terminé el curso vi que podría utilizar todo lo aprendido durante el mismo para retomar el remake y terminarlo de una vez por todas, así que, dicho y hecho, usé mis vacaciones de navidad de 2020 para dar un carpetazo definitivo al proyecto. Gracias a Godot pude ir a una velocidad impensable con un lenguaje de programación tradicional y conseguí terminar el remake en un par de meses, eso si... ¡trabajando como si hubiesen sido cuatro!

El fruto de todo este trabajo lo tienes entre tus manos, ¡espero sinceramente que lo disfrutes!

Imágenes del Remake (Solstice)